CSS Design Awards
ESP | ENG
¡Hola!
Soy Mike Bonales, ilustrador y diseñador ¡Encantado de conocerte!
¡Disfruta de tu visita!

Portfolio

Portfolio

Portfolio

Portfolio

Sobre mí

¿Quién soy?


¡Hola de nuevo! Como ya sabes, soy Mike Bonales. Trabajo desde 2003 como diseñador de páginas web, ilustrador, dibujante de cómics y animador. He trabajado para muchos clientes: Toyota, BBVA, Marca, Hasbro, TostaRica, Nikodemo, Norma, Dibbuks...

¿Qué sé hacer?


En diseño web utilizo sobre todo Photoshop, Flash, Illustrator, Dreamweaver. Sé programar en ActionScript2 y Actionscript3. Domino bastante bien la maquetación con HTML/CSS y empiezo a familiarizarme con HTML5.

En el terreno de la ilustración y el dibujo empecé cuando no era más que un niño. Desde entonces no he soltado el lápiz. Estuve estudiando animación en la ESDIP. Trabajé durante mi época universitaria dibujando cuentos infantiles y más tarde hice un curso de ilustración tradicional en la Escuela de Profesiones Artísticas. El estilo que más domino es el cartoon, pero también he hecho ilustraciones más abstractas y realistas.

El cómic siempre me ha gustado. Era un hobby que hace unos años se convirtió en profesión. He realizado un cómic para Nikodemo con su famoso personaje Cálico Electrónico. También he publicado dos cómics con la Editorial Dibbuks: Conejo Frustrado y Polo Sur. El primero se publica además en forma de tira cómica en el periódico online 20minutos.es cada semana. Además he colaborado con la revista “Dibus”, de Norma Editorial. También he hecho una colaboración con la editorial Dolmen y con diversos medios del mundo del cómic.

Y en cuanto a la animación, he hecho distintos trabajos para web, todos ellos en flash: animaciones para juegos, animación de personajes, etc.

¿Cómo trabajo?


Me gusta trabajar paso a paso, organizando todo el proceso de la mejor forma posible para que el cliente quede contento:

  • Conocerse. Hay que hablar mucho, intercambiar emails, notas y lo que haga falta para saber qué busca mi cliente y para ayudarle si no lo tiene demasiado claro. También hago un presupuesto aproximado.
  • Abocetar. Es muchísimo más importante de lo que parece, y nos puede ahorrar mucho tiempo y dinero. Presento los bocetos de lo que hemos hablado al cliente y, una vez más, volvemos a hablar.
  • Confirmar. Antes de continuar con el proyecto, el cliente me confirma que efectivamente es eso lo que quiere. Si no lo es, volvemos al paso 2 hasta que todo cuadre.
  • Estimar. Con todos los datos sobre la mesa y los bocetos aprobados, haré una estimación más exacta del tiempo que me llevaría el proyecto y, por tanto, del dinero que costaría.
  • Desarrollar. Me pongo manos a la obra. Tengo al cliente al tanto del proceso, para que vea en qué estoy avanzando, si han surgido problemas o si hay que hablar de otros detalles del proyecto.
  • Entregar. El cliente recibe su proyecto y ambos comprobamos que todo está como se había acordado en un principio... ¡Luego brindamos y lo celebramos!